Sobrarbe

Patrimonio Histórico-Artístico

Arquitectura Civil

Conoce el patrimonio arquitectónico de Sobrarbe en www.turismosobrarbe.com


La casa rural refleja fielmente el modo de vida de sus habitantes así como su relación con el medio físico y el clima en el que se inscribe. Es un elemento que vive, se amplia o abandona en función de las necesidades de cada momento llegando a ser considerado, en ocasiones, como un útil más del campesino.

Esta consideración nos indica la cantidad de variaciones tipológicas con que nos podemos encontrar en un ámbito en el que los tipos de explotaciones agrícolas y ganaderas son muy numerosos como también lo son los medios físicos, históricos y culturales del ámbito territorial en que nos movemos.

Mención especial merecen las casas fuertes o casas fortificadas. Son especialmente numerosas en el valle de La Fueva. Suelen ser construcciones de tipología muy variada que en un extremo poseen un torreón defensivo de mayor altura que el resto de las construcciones que lo constituyen. Las fachadas presentan pequeñas ventanas de piedra con numerosas aspilleras. Se cubren con tejadillos en forma de cono o pirámide.

El medio físico y su influencia en la construcción se percibe también de manera muy directa en el relieve (zonas de pendientes, zonas llanas, etc.), el clima (zonas lluviosas, zonas soleadas, etc.) y la utilización de los materiales que se encuentran más próximos (piedra, losa arenisca, pizarra, etc.).

Tenemos también en esta zona gran variedad de edificios de uso agropecuario, vinculados a las labores agrícolas y ganaderas, de gran riqueza formal. El abandono que están sufriendo las labores agrícolas en estas zonas ha motivado que se lleve a cabo en ellos un proceso de rehabilitación para convertirlos en viviendas.

Según el uso se pueden agrupar en: pajares (para almacenar la hierba para el ganado); bordas (normalmente construidas para salvar la distancia que había entre los pastos y los pueblos, al tratarse de una ganadería bovina; algunas tiene la cubierta de paja de centeno. Sobre todo destacan las Bordas de Viadós en el valle de Gistaín); corrales (construcciones exclusivamente ganaderas que se encuentran fuera del casco urbano pero muy próximos a él); casetas de aperos o agrícolas (para guardar aperos de labranza) y abrigos para pastores (son pequeñas construcciones que sirven para dar cobijo a los pastores en los montes y en los puertos, por ejemplo las "cabañas" en el valle de Gistaín), etc.

Por otra parte tenemos todos aquellos edificios fabriles o artesanales vinculados a una serie de oficios.
Así encontramos: las herrerías (que solían tener el espacio reducido para lo que era la fragua y el fuelle, el yunque, etc. Se conservan algunas en buen estado en Lecina, Betorz o Morillo de Sampietro); los hornos de cal; las tejerías; los molinos de aceite o almazaras (se componen de un gran rueyo de piedra que machaca las aceitunas y de una prensa que las exprime.

Unos tirados por animales y otros por energía hidráulica. Destacan los de Betorz, Coscojuela de Sobrarbe, Olsón, Formigales y Labuerda); los molinos harineros (todos ellos de rodete o redezno. Podemos ver los de Gistaín, Sin, Formigales, Almazorre o Las Bellostas); los batanes (destaca el de Lacort que puede verse en Fiscal); los martinetes (eran grandes mazos movidos por fuerza hidráulica que servían para trabajar metales, los encontramos en los valles de Bielsa y de Plan).

Destacan otras edificaciones cuyo punto común es el agua como: las fuentes, que solían usarse no sólo para recoger el agua para consumo humano sino que también se daba de beber al ganado, pasando entonces a conocerse más como abrevaderos, y también para lavar la ropa, denominándose entonces lavaderos (hay de estos dos últimos en Asín de Broto, Buesa y Lardiés), y sus construcciones varían de unos a otros (se encuentra en abundancia a lo largo y ancho de todo Sobrarbe); los puentes (como los de Boltaña, Broto, etc.); los balnearios (dada la afluencia de aguas medicinales conocidas y empleadas a lo largo de los siglos. Se trataba de aprovechar las fuentes pero generándose en su entorno una humilde arquitectura alejándose de pretensiones lujosas, destaca el de Arro; las salinas (extensas superficies con estanques poco profundos, como las de Trillo y Salinas de Trillo); los aljibes (para recoger aguas de lluvia destinadas al consumo de boca, encontramos en Castellazo y Banastón).


^   Arriba  ^  Top  ^

Comarca de Sobrarbe

P2200135H
Av. Ordesa 79. 22340 Boltaña
Huesca (Es)

Tel: (+34) 974 518 024

Valid CSS!