Servicios

Deportes femeninos y feminizados

Hoy por fin voy a tratar un tema que, aunque supone una discriminación hacia la mujer, tiene una parte amable. Me refiero a la bici de montaña, de la que he hablado con Lourdes Redondo Ortega, de Boltaña. Pero, empecemos por el principio.

Partiendo de la base de la supuesta debilidad física de la mujer (por algo se nos llama el sexo débil), los deportes en los que se admitía presencia de mujeres han sido escasos hasta hace "4 días". Y aun permitiendo su participación nunca ha sido en igualdad de condiciones.

La prueba más gráfica es que desde 1936, 60 personas (más un equipo de hockey) han encendido el pebetero olímpico. De estas, sólo ha habido 16 mujeres.
1.jpg


En este tema más que en ningún otro debemos tener presente la teoría del sexo-género, aquella que dice que nacemos con un sexo, hombre o mujer, pero las características que nos asignan por ello son una construcción sociocultural.

Aunque, con la aplicación de las leyes de apoyo al fenómeno trans, estamos asistiendo a un borrado de las mujeres. Hombres que no alcanzaban los mínimos en las competiciones masculinas, se autodenominan mujeres, pasan un año con tratamiento hormonal, y al siguiente arrasan en las competiciones femeninas. Véase el caso de Lía Thomas, del que adjunto imagen, que por muy mujer que se sienta, nunca será justo para el resto competir con un cuerpo como el suyo. También injusto es el caso de Tiffany Pereira, que pasó de ser un discreto jugador de Vóley a convertirse en la jugadora más destacada de un equipo femenino, convirtiéndose en la máxima anotadora de un partido con 28 puntos en su haber. ¿Por méritos propios? No. Por haber ocupado el puesto de una mujer.
2.jpg


Los pódiums y la visibilización que tantos años ha costado alcanzar pueden verse afectadas por estas políticas. Porque, hablando con franqueza, ningún hombre trans ha solicitado competir con otros hombres en pruebas de halterofilia, por ejemplo.

Por tanto, tenemos categorías específicas para cada sexo ya que a nivel fisiológico contamos con diferencias notables. En ocasiones estas no se tienen en cuenta y se realizan los mismos entrenamientos, con consecuencias como la rotura de ligamento cruzado, que sufren ocho veces más las mujeres futbolistas que los hombres.
Es decir. Las mujeres tenemos menos fortaleza ósea y muscular que los hombres, pero eso no significa que seamos el sexo débil o que no tengamos capacidad para competir. Sólo son diferencias biológicas que no impiden que podamos practicar el mismo deporte, sólo que lo hagamos en categorías separadas, al igual que se diferencian por la edad o por el peso.


Aunque existen deportes feminizados, en los que participan fundamentalmente mujeres y en los que se cobra mucho menos, como por ejemplo la gimnasia rítmica, el patinaje, vóley, … El que por cierto está envuelto en polémica por la equipación diferente para cada sexo. Ellos con pantalones deportivos y camiseta y ellas en bikini.
3.jpg


Desde la Asociación Noruega de Balonmano propiciaron que las deportistas compitieran con shorts, pero el equipo fue multado con 1,5 mil euros, ya que, según la Federación Europea de Balonmano (EHF), los short cortos son considerados "ropa inadecuada". La cantante Pink se ofreció a pagar la multa.

Además, se suman deportes como el atletismo o la gimnasia, que son mucho más explícitos y más incómodos para ellas. Y no olvidemos las falditas de tenis.
4.jpg


El tratamiento que reciben las mujeres las ningunea, invisibiliza o cosifica. Algunos titulares de prensa las muestran como una excepción. Casi dejan caer que se dedican al deporte como hobbies y no como profesionales. Como aquel titular que destacaba el mérito del entrenador frente a la de la atleta en el triunfo de Carolina Marín en bádminton. A Lydia Valentín, de halterofilia la muestran como "una Hércules con maquillaje".
5.jpg


Las diferencias no se limitan al ámbito del vestuario. También cobran menos y son infrarrepresentadas. En España, a pesar de la afición que se tiene por el fútbol, hace un año exacto (15 de junio de 2021) que se profesionalizó.

El fútbol no está exento de polémica como un deporte asociado al machismo. No hay que olvidar los cánticos a favor de Rubén Castro llamando puta a la mujer que le denunció por violencia machista. La violación por parte de los jugadores del Arandina hacia una menor. O la última, de febrero de este mismo año, en la que el preparador físico del Rayo Vallecano femenino envió un audio a un grupo en el que pedía violar a una mujer, como hicieron los del arandina, para hacer equipo.
Como escribí en el episodio sobre coeducación, los patios escolares se organizan alrededor del campo de fútbol, usado mayoritariamente por niños. El resto, niñas y niños, que no disfrute de este deporte, sólo puede permanecer en los pequeños espacios restantes. Esta afición puede continuar hasta la edad adulta paralizando incluso el país en determinados partidos. ¿Alguien podría imaginar el país paralizado por una competición de gimnasia rítmica?

El fútbol masculino mueve millones, llena estadios y rompe récords de audiencia. Se pierden horas de la sección deporte de las noticias hablando incluso de temas personales de los jugadores, mientras hay deportistas femeninas que ganan trofeos a diario y sólo salen en los medios de su comunidad o su provincia.
6.jpg

Menos importancia y visibilidad, menos patrocinadores y menos dinero, que a su vez genera menos importancia. Una rueda muy fácil de romper, pero por la que no se apuesta. Solo el 22% de las licencias deportivas en España corresponde a mujeres. El número de estas desciende en un tramo de edad que coincide justo con la etapa en la que la mayoría de ellas son madres, por las consecuencias físicas que acarrea el embarazo, pero también por la dificultad en la conciliación.

Últimamente Rafa Nadal ha abierto telediarios por haber ganado 22 Gran Slam, empatando así con la tenista Steffi Graf. Aunque aún le queda por superar a Serena Williams con 23 y a Margaret Court, que ganó 24.

Fue Rafa Nadal el que dijo que entendía que los hombres ganasen más dinero que las mujeres porque "movilizan más público ¿Por qué las mujeres ganan más que los hombres en la moda? Pues no lo sé, pero ahí sí que tampoco hablamos todo el día de diferencia salarial".
7.jpg


Afortunadamente, estas declaraciones quedan en mera anécdota ya que en la actualidad en los grandes trofeos las tenistas cobran lo mismo que los hombres. No es así con el fútbol. El mejor pagado es Cristiano Ronaldo que se espera que este año gane 125.000.000 de dólares. La futbolista mejor pagada es Lucy Bronze, estaría ganando 215.000 dólares anuales. Sólo hay que contar los ceros.

Hay casos anecdóticos como que en un campeonato de surf el ganador obtenga 1.000 euros y la ganadora un biquini. En la San Silvestre de Archena, en Murcia, para el ganador fue un trofeo, mientras que la campeona se llevó una maceta. En otra carrera por la igualdad, en Almería, regalaron una bolsa de la compra y varios productos de limpieza. O un vibrador, un kit de depilación y una lima eléctrica en un torneo de squash.

Por suerte no es así en todos los deportes. He podido hablar con Lourdes Redondo Ortega, una amante de la bici de montaña, que me ha contado el buen ambiente que se puede llegar a vivir en este deporte, tan practicado y conocido en nuestra comarca.
8.jpg


Reconoce que la gran diferencia que separa a hombres y mujeres se limita a aspectos físicos. Algunas piezas de ropa cambian para adaptarse a la fisionomía masculina o femenina, además del tamaño de las bicicletas y el tipo de sillín. Pero no se reproducen los casos vistos en atletismo o gimnasia. Aunque se está imponiendo cada vez más la "tasa rosa", es decir, es la misma bici, pero en diferentes colores según el sexo.

También es cierto que los hombres tienen más fuerza y aguante que las mujeres. Pero hay compañerismo, y ellos suelen esperarlas o bajar el ritmo para poder continuar a la vez. Lo que puede parecer paternalismo en realidad puede ser una muestra de respeto y ayuda.

También nota diferencias en el reparo o el miedo que puede tener una mujer a la hora de enfrentarse a las bajadas. Algo que podría ser debido al miedo que siempre se nos inculca a las mujeres a la hora de asumir peligros. Como el "no corras mucho", "las niñas no suben a los árboles", "cuidado con los extraños", … Es normal que luego nos cueste enfrentarnos a los deportes de aventura.

Cuenta que tanto hombres como mujeres suelen tener muy en cuenta lo que deben llevar en cada salida. Bebidas energéticas, barritas, botiquín, herramientas…
Lourdes destaca el buen ambiente que hay incluso en las competiciones. Cree que, al no estar profesionalizado, y haber poca gente que vive de ello, las competiciones son más hobby que lucha. Los profesionales tienen que tener otros trabajos, como venta de material de bicicleta o guías en rutas de montaña, ya que está mal pagado, pero, además, el material es caro.

Tampoco ha notado diferencia en los pódiums. Mujeres y hombres son anunciados a su llegada de la misma manera y los premios son similares.

Desde mi punto de vista sí se da más pompa a los hombres: son los primeros en ser nombrados, salen en más cartelería y la prensa muestra más imágenes de ellos y más texto. Esto podría hacer que las mujeres no nos sintamos representadas y nos autoexcluyamos. Es posible que, aunque sea un porcentaje inferior, si aparecen textos destinados a mujeres y acompañados de imágenes, con el tiempo, se normalice su participación y se animen más ciclistas.

En otros lugares se han creado asociaciones promovidas por mujeres que organizan salidas en las que marcan su propio ritmo y contratan opciones de conciliación. Porque, aunque haya compañerismo y solidaridad en este deporte, los hijos e hijas siguen siendo responsabilidad de la mujer en la mayoría de los casos.

El deporte es uno de los ámbitos de la sociedad en los que más se avanza en la equidad entre sexos, pero quizás porque el punto de partida es de los mayores espacios machistas que existen.

Hasta la semana que viene.



^   Arriba  ^  Top  ^

Comarca de Sobrarbe

P2200135H
Av. Ordesa 79. 22340 Boltaña
Huesca (Es)

Tel: (+34) 974 518 024

Instagram
Valid CSS!